SIMON HIJO DE JONAS: ¿ME AMAS?

20/5/08


¿Me amas?

Juan 21:1

Pedro se encontraba con otros discípulos en este momento cuando Jesús le refiere una pregunta en los versículos que veremos a continuación, con ellos estaban Natanael, Tomas el incrédulo, los hijos de Zebedeo y otros discípulos.

Pero no es a esta historia de la Biblia que quiero hacer referencia hoy si no que este versículo me sirve de introducción para la historia que encontramos en los versículos siguientes.

ORACION

Juan 21: 15-17 (TEXTO DEL MENSAJE)

Cuando leí estos versículos por sobre todas las palabras escritas dentro de estos versículos, me llama la atención una frase, una frase que nuestro Señor Jesucristo cita a Pedro, el mismo que había sido felicitado por Jesús cuando este declaro que Jesús era el Cristo, el hijo del Dios viviente. El mismo Pedro al que se le dijo que “sobre esta roca edificare mi Iglesia” una frase que mas que frase es una pregunta y esa es

SIMON, HIJO DE JONAS ¿ME AMAS?

Cualquiera que lea estos versículos podría decir que es una frase muy corta y de poco contenido, pero la verdad es que esta frase, dado el contexto, la situación anterior a estas palabras y todo lo que conlleva esta situación tiene mucho contenido, mucho que decir, y no tan solo a Pedro si no que también a nosotros como hijos suyos.

Cuando Jesús le dice Pedro ¿me amas? Esta poniendo en duda cada una de sus palabras anteriores, considerando que Pedro venia de negarle 3 veces cuando nuestro Señor dio su preciosa vida en rescate por nosotros.

Cuando Jesús le dijo Simón hijo de Jonás ¿me amas? Le decía ¿Te das cuenta ahora de la prudencia de mis advertencias cuando te pedí que velaras y oraras en el huerto de getsemani? ¿A partir de este momento, vas a abandonar la confianza en ti mismo y vas a prestar atención a mis advertencias? ¿Sientes un vínculo personal por Mí, por mi Persona Simón hijo de Jonás?"

Es una dura frase directo a la conciencia de Pedro, nuestro Señor le llama por su antiguo nombre, el que tenía antes de su conversión, Simón, hijo de Jonás, para recordarle lo que la Gracia había hecho por él, lo que había significado que el hijo del hombre viniera al mundo en rescate de nosotros pecadores, lo que era antes de Cristo.

Quería dejar un clavo muy bien clavado Jesús cuando declaro la pregunta al apóstol Pedro, Con el mismo tono y con la misma mirada, el Señor le preguntó: "Simón, hijo de Jonás, ¿me amas?"

El Señor hizo esta pregunta tres veces como para enfatizar que tiene una importancia de primer orden, y de segundo orden y de tercer orden, y cuan importante es el amar a Dios por sobre todas las cosas “el mandamiento mas importante”

¿Acaso Pedro no había causado que el corazón de su Señor sangrara? Aquí esta Cristo apuñalando su corazón con una sola pregunta ¿me amas?

¿CUANTAS VECES TU HAS HECHO SANGRAR EL CORAZON DE TU SEÑOR?

¿Qué pasaría si el Señor Jesús se encontrara con ustedes hoy y les dijera a cada uno de ustedes: "¿Me amas?"

Imaginen, pues, que su Señor los encuentra completamente solos y está de pie frente a ustedes. Piensen que Él los toca con Su mano y les pregunta con ternura:

"Después de todo, ¿me amas?" ¿Puedo creerte que me amas?

¿Cómo se sentirían ante tal pregunta? ¿No serían sacudidos por ella, y tal vez comenzarían a temblar llenos de vergüenza y considerarían una docena de razones acerca del por qué una pregunta tan profunda les ha sido echa en este momento?

Y si el Señor la repitiera tres veces y cada una de esas veces la dirigiera directamente a ti, y solamente a ti, ¿no experimentarías profundas búsquedas en tu corazón? No te entristecerías como Pedro recordando tus pecados y errores?

Así es como yo quisiera que recibieran la pregunta hoy. Recíbanla como venida directamente de Jesús. Olvídense que la pregunta es hecha por este inmundo y joven predicador, o que está escrita en el texto. ¡Tómenla como hecha por Jesús, por el mismo Jesús que los ha redimido de la muerte y del infierno por medio de Su preciosísima sangre!

¿Acaso no hay una causa? Señalándote a ti de entre todos, te mira fijamente y dice: "Simón, hijo de Jonás, ¿me amas?" Tú sabes que existe una causa para cuestionarte. Responde por ti mismo, sólo tú, pues Él te hace la pregunta a ti solamente. Que no te importen ni Natanael, ahora, ni Tomás, ni los dos hijos de Zebedeo. "¿Me amas?" ¿Realmente, verdaderamente tu corazón late por Jesús de Nazaret? Vamos, Pedro, di ¿sí o no? Tú dices que sí, ¿pero es realmente así? ¿Es realmente así? ¿Es realmente así? Quiero que el cuestionamiento venga a mi propia alma así como a la de ustedes hoy como si Jesús realmente estuviese ante cada uno de nosotros y nos preguntara: "¿Me amas?" ¿Lo amamos iglesia amada? ¿Y por que hoy seguimos tan débiles? ¿Por qué Cristo no se refleja en nosotros? ¿Por qué nos falta tanto para dar testimonio de eso? ¿Realmente lo amas? APACIENTA MIS OVEJAS o en otras palabras, ALIMENTA A MIS HIJOS.

2 CORINTIOS 13:5

Hemos sido exhortados anteriormente y hoy por nuestro amado Señor a auto examinarnos, a hacer un análisis interior de nuestras vidas y sernos sinceros si realmente estamos haciendo bien las cosas

Cuando nosotros vayamos a auto-examinarnos, miremos fundamentalmente nuestros corazones y hagamos un análisis exhaustivo de nuestro amor. ¿Aman realmente a Jesús? ¿Se encuentran profundamente vinculados con Su persona? ¡Pueden tomar a la ligera cualquier otra cosa, pero sean honestos respecto a esto! Recuerden que el propio Señor Jesús hizo la pregunta y la hizo hasta que entristeció a Pedro luego de que este le negó 3 veces en el momento de su crucifixión el repitió 3 veces la misma pregunta ¿me amas?.

Pedro había echo mucho por Cristo “lo hemos dejado todo” le podría haber dicho Pedro, y tu hermano puedes ser el mas fiel en esta Iglesia pero ¿amas a Jesús?, puedes ser predicador, evangelista pero ¿amas a Jesús? O usted señora puede ser piadosa de buenas obras obras serviciales y hacer todo tipo de cosas ensuciándose las manos pero ¿me amas te pregunta el Señor? O tu joven puedes ser el mayor ganador de almas, el que trae mas visitas cumple mas ministerios pero preguntémonos hermanos si realmente nosotros como nos hacemos llamar Iglesia de Cristo si realmente amamos a Dios, por que no avanzamos.

SALMOS 31:23

Que el Señor nos conceda la humildad para cuestionarnos con solemnidad y sinceridad respecto a esto, para dar un testimonio honesto y una respuesta verdadera que sea la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Y así EXAMINARNOS A NOSOTROS MISMOS.

OREMOS.

M.V

2 comentarios:

Ergonesna dijo...

Buen blog; sigue usandolo para la gloria de Dios

Jezzeida dijo...

DIOS TE EBNDIGA; ESTE PASAJE DE LA BIBLIA ES UNO DE MIS FAVORITOS Y SIEMPRE HE BUSCADO A ALGUIEN QUE ME LO INTERPRETARA Y NUNCA LO HABIAN HECHO COMO HOY; GRACIAS POR DEJAR QUE DIOS TE USE DE ESA GRAN MANERA.

¿SOMOS LOS BAUTISTAS PROTESTANTES?

MIS VIDEOS


VideoPlaylist
I made this video playlist at myflashfetish.com